Cabecera

Huella de Carbono

El término ‘huella de carbono’ de un producto se refiere a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), cuantificadas en emisiones de CO2 equivalentes, que son liberadas a la atmósfera a lo largo del ciclo de vida de un producto o servicio.

Los consumidores finales, cada día más exigentes, son cada vez más conscientes del posible impacto medioambiental de los productos o servicios que adquieren. En paralelo, gobiernos y empresas se enfrenta hoy día uno de los mayores desafíos de la humanidad, el cambio climático, y en particular a una de sus principales causas, la producción de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

 

La liberación de dióxido de carbono (C02), la quema de combustibles fósiles, las emisiones de productos químicos y otras fuentes de gases asociados a las cadenas de suministro de empresas, tendrán un efecto irreversible sobre el clima mundial en las próximas décadas.

 

Identificar y reducir

Para realizar una actuación correcta es necesaria una identificación o verificación de las oportunidades de ahorro en el consumo energético, así como la mejora de los procesos, con el fin de reducir las emisiones de GEI, neutralizando y validando su huella de carbono.

 

CALCULO DE LA HUELLA DE CARBONO

Con el cálculo de la huella conseguimos que las empresas tengan una mejor compresión de la dimensión de sus emisiones, planteando actuaciones en función de su potencial de ahorro y estableciendo una base para la comparación y comunicación de los resultados alcanzados interna y externamente.

Documentación

No hay documentación disponible.

Proyectos y presupuestos

Solicite información sin compromiso